¿Cómo saber la calidad de un Pellet de Biomasa?

Adquirir un producto nuevo es toda una aventura, sobre todo cuando te enfrentas a algo tan novedoso como el Pellet Biomasa; un material que hace la quema de combustible mucho más rentable y consiente con la protección del medio ambiente.

Este tipo de combustible se basa en varias materias primas biodegradables y su función es quemarse de la forma más eficiente para generar energía, emitiendo gases neutros y pocos residuos. Escoger el de mejor calidad será sencillo tras leer esta información.

Características del Pellet de Biomasa de calidad

Si lo que buscas es el mejor aporte calórico del Pellet de Biomasa, entonces debes adquirir el de mejor calidad. Para saber cual de todos es el más adecuado para mantener tu caldera en excelentes condiciones; debes escoger el que presente las siguientes características:

  • Barnizado: Los pellets que son creados con residuos de madera poseen un componente que les ofrece un acabado brillante; esto los hace tener un acabado mucho más uniforme y no se disuelven tan rápido. Además, tienen superficie lisa, sin residuos de polvo.
  • Color uniforme: Aunque el pellet se fabricado con distintas materias primas, este debe tener un color uniforme en toda la pieza. Encontrar zonas donde el color es diferentes, puede ser indicador de que existen materiales como tierra o plástico, que no ayudarían en la combustión.
  • Densidad: La estructura del pellet debe ser densa, dura, compacta y no debe desmoronarse al ser tocado. Debe estar muy bien compactado para evitar que la humedad entre en ellos; así mismo, no debe poseer grietas ni cortes de ningún tipo.
  • Prueba: Si es posible hacerle una prueba antes de adquirirlo, sumerge una pieza de pellet en agua limpia y obsérvalo. Si se hunde hasta el fondo, entonces es el adecuado; pero si permanece más de 5 minutos hundido, es posible que tenga aglutinantes, lo que deriva en un exceso de CO2.

Ahora bien, los Pellet de Biomasa se clasifican en 3 tipos que están certificados según una norma europea. Esta certificación establece una categorización basada en las propiedades de cada material; es decir, de la materia prima con la que se fabricó el combustible.

En este sentido, puedes encontrar los que se fabrican con madera en las clases A1, A2 o B. La clase A1 se refiere a los que son de origen forestal; es decir, el material utilizado es completamente virgen, recién podado y sin tratamientos químicos de ningún tipo.

El A2 es de los pellets que han tenido algún tratamiento con cloro o nitrógeno, y que, además, presentan algún porcentaje de ceniza. Y los de tipo B son de combustible derivado de madera reciclada y reutilizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *